estás leyendo...
Papers recientes

Ciencia y la Unión Europea: Cómo el Brexit impactará a la astronomía

Astrobites Original: Science and the EU: how Brexit will impact astronomy por

El 29 de Marzo, el día en que el Reino Unido se retira de la Unión Europea (EU, por sus siglas en inglés de ‘European Union’), se acerca rápidamente, pero todavía nadie parece tener claro qué va a pasar. Como estudiante británico de doctorado en el Reino Unido, naturalmente me preocupa el impacto que tendrá el Brexit en la investigación. Participé en un programa de maestría financiado por la EU. Ahora asisto a conferencias en el extranjero y comparto oficina con investigadores de toda Europa y más allá. Entonces, ¿cómo afectará el Brexit a la ciencia, y en particular a la astronomía?


El dinero importa

Mientras que el Reino Unido (UK, por sus siglas en inglés de ‘United Kingdon’) puede ser un contribuyente neto al presupuesto de la EU, los fondos que recibimos para la investigación son desproporcionadamente grandes, en relación con la cantidad que pagamos. Por lo tanto, el Brexit resultará en una pérdida neta para los fondos científicos del Reino Unido. A medida que la economía Británica indudablemente de un golpe y la libra se desplome, nuestro presupuesto nacional de ciencia se estirará y la competencia para las becas se volverá feroz. Curiosamente, la investigación fundamental como la astrofísica probablemente sufra como prioridad a favor de ciencia más rentable y de impacto.

Lo más importante, dejar la EU nos excluye de los fondos compartidos que son cruciales dada la naturaleza colaborativa de la investigación científica, especialmente en la astrofísica.  El Horizonte 2020 es la iniciativa de investigación e innovación  de 80,000 millones de euros de la EU, que financia algunos de los proyectos más grandes  de la ciencia Europea. Las becas se otorgan a consorcios internacionales, permitiendo a los investigadores de toda la EU conectarse y participar en proyectos de grande escala.

Con el recorte de estos programas, el Reino Unido quedará fuera de las colaboraciones líderes en el mundo que dirigen la investigación astronómica Europea. El gobierno se ha comprometido a financiar el presupuesto existente del Horizonte 2020 posterior al Brexit y es posible que se realicen algunos acuerdos especiales que permitan a los investigadores del reino unido participar en las colaboraciones del Horizonte 2020. Por el momento el futuro es incierto, y la incertidumbre ya ha tenido impacto. Existen numeroso ejemplos (ver aquí, aquí y aquí) de cómo los investigadores del Reino Unido han sido pasados por alto o se les ha pedido que abandonen sus propuestas, debido a las dudas sobre el futuro posterior al Brexit de esas colaboraciones y a las preocupaciones acerca de la discriminación en la evaluación de las propuestas de becas. La Figura 1 muestra que desde el 2015, no sólo ha habido una disminución en el presupuesto disponible para la investigación en el Reino Unido, sino también en el número de proyectos con sede en el Reino Unido del programa del Horizonte 2020. Esto a pesar del hecho de que la participación del Reino Unido en el Horizonte 2020 no ha cambiando oficialmente — estos efectos probablemente se amplificarán cuando el Horizonte 2020 termine y comience el programa posterior el Horizonte Europeo. Suiza proporcionó una advertencia: su participación cayó al 40% cuando ellos cancelaron el acuerdo de circulación con la EU en 2014

Figura 1: Estas imágenes muestran el porcentaje total de financiamiento del Horizonte 2020, incluso para las empresas privadas, así como el porcentaje de proyectos y proyectos coordinados, por país. El Reino Unido (en rojo) muestra una disminución en todo esto desde 2015: el resultado del referéndum sobre la adhesión a la EU se anunció en junio de 2016. Crédito: Nature.

Libertad para moverse

Uno de los mayores impactos que dejará la EU en la investigación del Reino Unido es que se restringirá el movimiento de investigadores de país a país. Actualmente, un tercio de los astrofísicos posdoctorales en el Reino Unido son ciudadanos europeos, lo que representa una fracción significativa de la fuerza laboral detrás de la investigación que ocupa el tercer lugar en el mundo. El Brexit colocará a estos investigadores europeos en la misma categoría de la Unión Europea, es decir, en la misma categoría que otros investigadores internacionales en la actualidad, enfrentando una barrera burocrática de solicitudes de visado antes de entrar al país. Incluso si a los investigadores se les otorga el estatus de trabajador calificado (una situación que aún no está clara, ya que el modelo actual tiene un umbral de ingresos superior al de muchos salarios postdoctorales), se les puede negar la entrada a sus parejas y familias o tener tarifas para el visado poco realistas para lidiar con ellas. 
Ser capaz de trabajar y viajar a nivel internacional es fundamental para la investigación en astrofísica, con las conferencias, las colaboraciones y los sabáticos se crea el contexto para que las ideas de vanguardia se puedan comunicar y desarrollar. Los artículos de coautor internacionalmente son altamente citados, y las instalaciones modernas de investigación en astrofísica como ALMA y SKA sólo son posibles gracias a las asociaciones globales. La investigación de la EU representa más de un tercio de la producción científica en todo el mundo y facilita la creación de redes no sólo entre los estados miembros, sino a escala global. Al hacer que estas oportunidades sean más difíciles o incluso imposibles, se ahogará la producción de investigación en astrofísica del Reino Unido.
Una vez más, la incertidumbre del Brexit ya ha pasado factura. Los ciudadanos de la EU que trabajan actualmente en el Reino Unido han expresado temor por su futuro, y se está haciendo evidente que una oferta de trabajo de una institución del Reino Unido se considera más precaria que seguramente en la EU. Las universidades del Reino Unido perderán el acceso a un grupo de investigadores talentosos que no quieren arriesgar su futuro en una Europa posterior al Brexit.

Figura 2: Los países que son más abiertos, es decir, con mayor inmigración / emigración y coautoría internacional en artículos, tienen un mayor impacto en la investigación. Crédito: Nature Comment.

Perdiendo nuestra voz

El impacto mencionado hasta ahora es mayormente sobre la política para la ciencia: sin embargo, el Brexit también tendrá un impacto en nuestra contribución a la ciencia para la política, una idea explicada en nuestra guía de política. Al dejar la EU y sus programas de investigación, nos excluimos de dar forma al futuro de la investigación europea. Independientemente de si los investigadores del Reino Unido participan activamente en ello, los programas internacionales facilitados por la EU serán el motor de la investigación científica en Europa. Perderemos nuestra voz y poder para contribuir a la política de la EU sobre temas como ética, biomédica, privacidad y protección de datos y cambio climático — a pesar del hecho de que probablemente tengamos que adoptar la misma política para permitir que la colaboración internacional continúe en todos.

Estos son algunos de los retos que enfrentará la ciencia y la astrofísica en el Reino Unido, aunque las consecuencias de abandonar la EU puede ser difícil de anticipar, los efectos de la incertidumbre y la duda actuales no deberían subestimarse. A pesar de que el curso exacto del Brexit aún no está claro, ya ha dejado su marca en la comunidad de investigación del Reino Unido.

Si está interesado en obtener más información, visita Scientists for EU: Científicos para la EU, una campaña de científicos del Reino Unido para mantener al Reino Unido en la EU.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *