estás leyendo...
Papers recientes

Mujeres que hicieron Astrofísica Nuclear

  • Título del artículo original: Women Scientists Who Made Nuclear Astrophysics
  • Autores: Christine V. Hampton et al.
  • Institución del primer autor: Hampton Consulting, LLC, Okemos, MI 4880, USA
  • Estado de la publicación: Publicada en Arxiv.

Primera fila (De izquierda a derecha): Marie Curie, Lise Meitner, Stefania Maracineanu, Cecila Payne. Segunda Fila: Maria Goeppert Mayer, Toshiko Yasua, Georgeanne R. Caughlan, Edith AliceMüller. Tercera fila: E. Margaret Peachey Burbidge, Erika Helga Ruth Böhm-Vitense, Dilhan Ezer Eryurt, Beatrice Muriel Tinsley. (Imagenes tomadas de Wikipedia)

En el astrobito de hoy recordamos a 12 mujeres que hicieron contribuciones esenciales para el desarrollo de lo que hoy conocemos como astrofísica nuclear. Esta es una especialidad en la que convergen la física nuclear, astronomía observacional, simulaciones astronómicas y cosmología teórica entre otras.

Marie Sklodowska Curie (1867-1934)

Investigó el fenómeno de radiación en 1896, durante su Ph.D, y así explicó las bases teóricas de lo que hoy conocemos como radioactividad. Desarrolló métodos para aislar isótopos radiactivos y descubrió los elementos Polonio (Po) y Radio (Ra). Fue la primera mujer en ganar el premio Nobel en Física en 1903 y se convirtió en la primera persona en ganar dos premios Nobel cuando le otorgaron el premio Nobel en Química en 1911. Los excepcionales logros alcanzados por Marie Sklodowska Curie en Física, Química, Radiología y Medicina, junto con sus esfuerzos humanitarios durante la primera guerra mundial y su manera de enfrentar los retos nos continuarán inspirando por muchas décadas más.

Lise Meitner (1878-1968)

Fue la segunda mujer en obtener un doctorado en Física de la Universidad de Viena y la primera mujer en ser profesora de Física en una universidad alemana. Su contribución más importante fue la explicación teórica de la fisión nuclear. Adicionalmente, descubrió varios isótopos radiactivos en colaboración con Otto Hahn. Su descubrimiento del elemento Pa-231 fue fundamental para establecer el Protactinio como elemento. Lise Meitner fue candidata al premio nobel 48 veces, 29 en Física y 19 en Química sin embargo nunca fue galardonada con este.

Ștefania Mărăcineanu (1882-1944)

Después de una carrera como profesora en escuelas secundarias en Rumanía, Ștefania Mărăcineanu obtuvo una beca para trabajar en el Instituto Radio (ahora Instituto Curie) bajo la asesoría de Marie Sklodowska Curie. En 1924 obtuvo su Ph.D en la Universidad de la Sorbona, dondeallí investigó sobre la vida media del Polonio (Po). Adicionalmente investigó la interacción entre la radiación del Polonio con los metales, con lo cual se introdujo el concepto de Radiación artificial, más adelante este fenómeno fue observado por Irène Joliot-Curie a quien le dieron el premio Nobel de Química. Luego de terminar su Ph.D Ștefania Mărăcineanu trabajó desarrollando tecnologías para la reacción atmosférica de nucleación. En 1939 regresó a Rumanía para instalar el primer laboratorio de Radioactividad.

Cecilia Payne Gaposchkin (1900-1979)

Trabajo como computador humano en la Universidad de Harvard. Durante su Ph.D descubrió que la amplitud de las líneas espectrales estelares no dependen solamente en la composición de la atmósfera estelar sino que también en el grado de ionización. Cecilia Payne también descubrió que el hidrógeno y el helio son los elementos más abundantes en las estrellas. Se convirtió en la primera mujer en ser profesora de la facultad de ciencias de la Universidad de Harvard y también fue la primera mujer en ser directora de un departamento en la misma universidad.

Maria Goeppert Mayer (1906 – 1972)

Los números mágicos que se observan en abundancias solares y en propiedades nucleares habían sido inexplicables para la comunidad científica. Sin embargo esto cambió en 1949 cuando María Goeppert divisó una brillante solución acoplando el espín del nucleón con su elemento orbital. Posteriormente fue contratada en el proyecto Manhattan  en la Universidad de Chicago y en el Laboratorio Nacional Argonne. El trabajo de Maria Goeppert sobre los números mágicos la conlleva a ganar el premio nobel de física en 1963 junto a Hans Jensen, ya que sus investigaciones ayudaron a desarrollar la teoría de estructura de capas de los núcleos.

Toshiko Yuasa (1909 – 1980)

Fue la primera física nuclear de Japón y fue experta en espectroscopía. En 1939 obtuvo una beca para hacer su doctorado en el Collége de France donde trabajó con Frédéric Joliot-Curie. Durante su doctorado investigó el espectro continuo de los rayos beta en materiales radioactivos artificiales. Después de la segunda guerra mundial Toshiko trabajó en el centro de investigaciones RIKEN Nishina. En 1949 regresó a Francia donde realizó investigaciones en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) allí sus intereses se enfocan en las reacciones del acelerador de partículas de Sincrociclontrón. En 1962 Prof. Yuasa recibió un segundo doctorado de la Universidad de Tokio por su trabajo sobre el decaimiento beta del isótopo del Helio 6He.

Georgeanne (Jan) R. Caughlan (1916-1994)

Estudió datos nucleares de reacciones importantes para estrellas. Sus primeros esfuerzos por compilar extensivos datos de razones de reacciones nucleares basados en experimentos resultó en uno de los artículos más famosos en el área. La carrera académica de Georgeanne fue inusual pues después de recibir el título de física se dedicó a criar sus 5 hijos. Posteriormente, a la edad de 48 años recibió su doctorado de la Universidad de Washington. A los 58 años fue contratada como profesora en el departamento de física de la Universidad de Montana donde posteriormente fue la decana de los programas de posgrados.

Edith Alice Müller (1918-1995)

Obtuvo su doctorado en en física solar y trabajó en las observaciones y teoría de la atmósfera solar. Con sus colaboradores, Goldelberg y Aller publicó un trabajo excepcionalmente influyente sobre los elementos de la atmósfera estelar. Dicho trabajo  fue usado como referencia estándar en el tema por los siguientes 20 años. Edith fue la primera mujer en convertirse secretaria general de la Unión Astronómica Internacional, IAU, por sus siglas en inglés.

Margaret Peachey Burbidge (1919-)

Su investigación se centró en estudiar las abundancias químicas en las estrellas. Su contribución académica más importante fue su artículo de 1957, el cual puso la atención de la comunidad científica en la teoría de nucleosíntesis estelar . Debido a su investigaciones pioneras, Margaret recibió 12 títulos honorarios de diferentes universidades y fue seleccionada como miembro de la Sociedad Real de Londres. Obtuvo muchas posiciones de liderazgo,  por ejemplo fue la primera mujer presidente de la Sociedad Americana de Astronomía (AAS). Actualmente es profesora emérita de la Universidad de California en San Diego.

Erika Helga Ruth Böhm-Vitense (1923-2017) .

Fue la primera científica en describir correctamente el mezclado por convección en interiores estelares. Su artículo de 1958 fue una contribución crucial para lo que hoy se conoce como la teoría del “mixing-length”. Durante su carrera combinó teoría con observaciones ópticas de un gran variedad de objetos, desde estrellas de helio, estrellas súper gigantes  y cúmulos abiertos. La profesora Böhm-Vitense recibió el premio Annie Jump Cannon de la AAS y la medalla Karl Schwarzschild de la Astronomische Gesellschaft.

Dilhan Ezer Eryurt (1926-2012)

Es recordada como la madre de la astronomía de Turquía. Su vida dedicada a la ciencia dejó un gran legado. Después de terminar su doctorado, trabajó en varias instituciones como en la Universidad de Indiana, el centro de vuelo espacial Goddard de la NASA y para la Universidad de California. Su trabajo reveló un hecho sorprendente del Sol, pues mostró que este había sido mucho más brillante y caliente en el pasado. La profesora Eryurt recibió en 1969 el premio Apollo Achievement por sus investigaciones. Organizó la primera conferencia astronómica en Turquía y fundó la rama de astrofísica en la Universidad tecnológica del Medio Oriente donde se convirtió la directora del departamento y decana de la facultad.

Beatrice Muriel Tinsley (1941-1981)

Fue una verdadera pionera de la evolución química de galaxias. En su artículo de reseña de 1980 se pueden encontrar sus brillantes explicaciones sobre el modelamiento de galaxias, y sus predicciones siguen siendo pertinentes hasta el dia de hoy. Su trabajo de tesis fue galardonado por la Universidad de Texas y así empezó una carrera en la que alcanzó fama y reconocimiento internacional como cosmóloga. Su trabajo fue considerado revolucionario con el descubrimiento de que el universo estaba en un estado de expansión infinita. La profesora Tinsley fue la primera mujer en Yale en llegar a ser profesora de astronomía.

Sin lugar a duda hoy en día la astrofísica nuclear y la Astronomía no serían lo que son sin todos los descubrimientos hechos por éstas y muchas más mujeres.  Gracias a ellas conocemos mas sobre el Universo. Sus historias no sólo nos motivan, sino que también nos hacen reflexionar sobre que en muchas ocasiones, el trabajo de las mujeres no es reconocido como debería y en la mayoría de las veces la sociedad no les brinda el apoyo necesario para que se desarrollen como científicas. Para lograr que esto cambie, la comunidad tiene que ser consciente para poder cambiar comportamientos y normas que afecten el pleno de desarrollo de las mujeres dentro de la ciencia. Por suerte, con el tiempo esto está cambiando, cada día hay mas mujeres estudiando astronomía y en roles de liderazgo (te recomiendo leer este astrobito). Recuerden que este 11 de Febrero se celebra el día internacional de la mujer y la niña en la ciencia aquí podrán encontrar mas información sobre actividades que ocurrirán ese día.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *