estás leyendo...
Guias

¿Cuantas publicaciones tienen las personas elegidas a obtener las becas académicas más competitivas de la NASA luego del doctorado?

Una de las metas por alcanzar de varios estudiantes cursando la carrera de maestría y doctorado es la adquisición de un puesto de investigador(a) permanente en alguna universidad o industría reconocida de su campo. ¿A quién no le gustaría trabajar en la NASA? Muchos de esos trabajos son sumamente competitivos. En un estudio de la Academia Nacional de las Ciencias del año 2010, cerca de mil personas aplicaron para 171 cupos. A como el tiempo avanza, los fondos cambian y desafortunadamente, muchas veces los fondos disminuyen para este tipo de becas. Por esa razón, hace algunos años, NASA se forzó a dividir su beca académica para estudiantes graduados con su doctorado. Esto cedió a la separación de Einstein, Sagan, y Hubble Postdoctoral Fellowships.

 

1 – ¿Cuantas personas adquieren la beca?

Para ilustrar lo competitivo e impactante que son estos números, En el 2017, NASA premió a 28 personas con estas becas académicas. Asumiendo que la cantidad de aplicantes incrementó con el tiempo, la probabilidad de obtener una de estas becas es sumamente pequeña. Las estadísticas son más impactantes cuando vemos que la cantidad de estas becas dadas a mujeres es mucho menor. En la figura 1 se muestra el número de personas quienes fueron otorgadas la beca académica de la NASA. Este número incluye estudiantes de doctorado que esperaban graduarse en aproximadamente menos de un año. También, personas graduadas con sus doctorados, generalmente en Astronomía y Astrofísica. Como podrán ver, la fracción de mujeres que obtuvieron la beca es sumamente menor antes del 2016.

 

Figura 1. Número de personas premiadas con la beca académica del Einstein, Sagan, y Hubble Postdoctoral Fellowships desde el 2014 hasta el 2017. Se muestra que el número de mujeres con beca incrementa después del 2016.

 

2 – Un gran número de publicaciones de artículos académicos nos hace mejores candidatxs

Ahora sabemos que estas becas son difíciles de conseguir. Pero, ¿cuales son los componentes analizados para determinar quién es realmente merecedor(a) de esa misma? Normalmente, una aplicación incluye el curriculum vitae lo cual refleja las notas en los cursos llevados, la experiencia en enseñanza de ciertos cursos, cuanto se ha contribuido a la mentoría y guianza de estudiantes, cuantas veces ha sido invitadx a dar una charla académica en coloquios u conferencias. Muchas veces, hay gran peso en las cartas de recomendación escritas por nuestros consejeros académicos. Otras veces, se observa cuanto tiempo se le han dado para observar en cierto telescopio. En fin, hay varias formas de evaluar a cada aplicante, lo cual muchas veces hace difícil el proceso de selección. No obstante, uno de los componentes más importantes son las publicaciones académicas.

Muchas veces, el número de artículos publicados en revistas como the Astrophysical Journal, o the Monthly Notices of the Royal Astronomical Society es lo que a muchxs les ha ayudado a obtener becas académicas luego de haber completado su doctorado. Sin embargo, la cantidad de artículos publicados en nuestra carrera puede ser relativo. Por ejemplo, varias ramas de la astronomía tienen expectativas diferentes sobre la cantidad de publicaciones. También, el hecho de ser primer autor en la publicación tiene un peso mayor en varias ocaciones. Después, es importante evaluar el impacto de la publicación. En otras palabras, ¿cuantas personas han citado su artículo?

Es importante recalcar que el número de publicaciones es una estadística pobre para determinar la cualidad de la investigación. La meta de este estudio es analizar la cantidad de publicaciones que las personas elegidas tuvieron a la hora de ser seleccionadxs para obtener las becas de la NASA Einstein, Sagan, y Hubble Postdoctoral Fellowships. En la figura 2 se muestra el número de publicaciones (en parentesis) que cada candidatx premiadx tuvo a la hora de aplicar, dividido entre los tres tipos de becas: Hubble, Einstein, y Sagan. En la izquierda, se pueden ver la cantidad de publicaciones en total y en la derecha, se ven el número de publicaciones como primer autor. Como pueden ver, la persona dada la beca tiene en promedio entre 10 a 20 publicaciones totales, las cuales entre 4 a 6 de ellas son de primer autor.

 

Figura 2. Número de publicaciones académicas (en parentesis) que las personas elegidas a la beca del NASA Einstein, Sagan, y Hubble Postdoctoral Fellowships tuvieron a la hora de aplicar. Las personas premiadas tienen en promedio entre 10 a 20 publicaciones, las cuales entre 4 a 6 son de primer autor.

 

La cantidad de publicaciones es diversa cuando se analiza la distribución. Hay personas que les dieron el premio teniendo una publicación como primer autor. Sin embargo, también candidatxs que tenían hasta 12 artículos de investigación como primer autor a la hora de aplicar y ser seleccionadxs. El estudio también muestra las mismas estadísticas dividiendo los datos por genero.

 

Figura 3. La mediana del número de publicaciones como primer autor (arriba) y del número total de publicaciones (abajo) divido entre mujeres (naranja) y hombres (gris). Las barras de error provienen del la desviación absoluta media. En general, no hay diferencia pronunciada entre la cantidad de artículos publicados entre hombres y mujeres.

 

En general, las barras de error muestran que la diferencia entre el número de publicaciones entre hombres y mujeres es poca. En otras palabras, hombres y mujeres publican aproximadamente el mismo número de artículos de investigación. Estas estadísticas son interesantes ya que antes del 2016, menos mujeres adquirían esta beca que los hombres. Asumiendo que el monto de publicaciones es uno de los componentes más importantes de la aplicación, se puede suponer y hay probabilidad de que estas decisiones puedan tener prejuicio de género provenientes del comité de premiación. Sin embargo, con los cambios recientes, pueda que ese prejuicio disminuya.

 

3 – Habla con tu consejero académico: ¿como te puedes preparar para un postdoctoral fellowship?

La intención de este articulo no es para tener en mente cuantas publicaciones debemos de completar antes de graduarnos con un doctorado. En vez, es más para saber el estimado del número de publicaciones que personas premiadas a una beca competitiva han tenido. Adicionalmente, hay varias becas académicas para estudiantes graduados de doctorado las cuales no fueron incluidas en el estudio como la del National Science Foundation Astronomy and Astrophysics postdoctoral fellowship. De igual forma, es importante tener un estimado de cuantas publicaciones estudiantes premiados con esta beca han tenido para tener una métrica y usarla para autoevaluarnos dependiendo de nuestras metas. Este tipo de estudios pueden motivarnos a empezar una conversación con nuestros consejeros académicos, para hacernos la pregunta: ¿como podemos prepararnos para ganar una beca así? De igual forma, si al final no llegamos a adquirir esa beca, siempre hay que tener en mente y validar el esfuerzo y sacrificio dado por cada unx de ustedes para llegar hasta aquí. Por eso, no te rindas, y a seguir para adelante!

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *